lunes, 18 de octubre de 2010

Torta de naranja

   



La torta lucía preciosa, suave, dulce, apetitosa y leyó la receta con cuidado, para su sorpresa entre los ingredientes no había naranjas, ni jugo, ni ralladuras, ni nada !!
Extrañado preguntó, y la naranja muy horonda mirándole a los ojos sólo le dijo :
 Es que esa torta es mía :) !
y rodando se la llevó.

5 comentarios:

  1. Claro. Torta de naranja.
    Creo...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Fascinante que podamos darle vida y gracia a todo lo que nos rodea...;) Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es que hoy me he levantado con el tonto subido jejejeje, gracias a mis dos caballeros por sus gentiles comentarios :)

    ResponderEliminar
  4. Artista, esa torta tiene que estar buenísima, con o sin naranja, y divertido tu relatito! Un poco más y la naranja te da una torta (un bofetón)
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. jajaja ay...un abrazo Anita. Sé muy bien lo que es una torta..bastantes me he llevado, soy española también, mi madre es andaluza...así que jejeje

    ResponderEliminar

Una poesía de luz, aqui podrás encender una velita de amor o de paz

Archivo del blog